Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Moisés Hernández, hermano de Raúl Hernández, (uno de los estudiantes buscado en las exhumaciones de la Plaza Salvador Allende de la Facultad de Medicina) viajó este 21 de febrero desde del Departamento de La Unión para conocer el avance de las excavaciones y contribuir con su testimonio a la ubicación de las osamentas de Carlos Arias y Raúl Hernández.  Le acompañó su hermana Olga Hernández, quien le ha dado seguimiento al proceso de búsqueda.

De acuerdo con varios testimonios, incluyendo los familiares de las víctimas, los estudiantes fueron enterrados en la plaza de la Facultad de Medicina en marzo de 1980, durante el pasado conflicto armado.

Desde enero de este año, la Fiscalía General de la República inició el proceso de exhumación de los cadáveres de los dos estudiantes, a raíz de la denuncia presentada en febrero de 2019 por la señora Olga Hernández, hermana de Raúl.

La comisión Especial de la UES que investiga graves violaciones a los derechos humanos cometidos contra miembros de la comunidad universitaria entre 1975 y 1995, le da seguimiento al proceso de búsqueda.

Al respecto, Olga Hernández considera que, si bien este proceso la ha llevado al pasado “ha habido ratos de alegría por encontrar los restos y tener una tranquilidad. También no dejo de preocuparme, de qué va a pasar, qué voy a sentir sino los encuentran, porque hay una posibilidad porque la universidad estuvo cuatro años intervenida. No sé en ese momento que reacción voy a tomar”, reflexiona.

 

Por su parte, el señor Moisés Hernández, de 75 años de edad, y hermano mayor de Raúl, recordó que se enteró de la muerte de su hermano a través de una llamada telefónica que hizo su madre a la casa de un amigo profesor en La Unión.

 “Yo vine al funeral, lo tenían en el auditorio de Derecho. Lo único que la familia de él en aquella época no podíamos identificar que éramos parientes del muerto porque a la salida de aquí nos iban a desaparecer a nosotros también. Así que ahí estuvo mi mamá con unos anteojos negros, ahí estuvimos los hermanos como incógnitos”, añade.

De su hermano recuerda “nos llevamos muy bien, él fue muy atento y educado. Vino a la Universidad como en el año 74 o 75, con una beca que en ese tiempo era de 75 colones, al siguiente año de estar en la universidad la beca ascendió a 150 colones. Fue muy inteligente, todo el tiempo que estudió obtuvo los primeros lugares, la Universidad le ubicó el Nombre de Raúl Hernández por mucho tiempo a la Facultad de Medicina”, segura.  

Por su parte, el Ing. Israel Ticas, forense de la Fiscalía y responsable de la exhumación, informó que el avance de la búsqueda está en un 70% y continuará con los aportes brindados por el señor Moisés Hernández.

“Si los enterraron acá, acá los voy a encontrar, aunque no encuentre los cuerpos, que hayan sido alterados, pero la fosa la voy a encontrar. Estamos trabajando en eso. Espero por el bien de los familiares y por la Fiscalía, que tenemos que darle respuesta a la población y han confiado en mí esta búsqueda arqueológica, que vamos a tener éxito”, añadió.

 

 

 

Share this post

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
0
0
0
s2sdefault