El derecho a la salud exige un conjunto de criterios sociales que favorezcan el bienestar físico y mental de todas las personas, y por esa razón, nadie debería enfermar o morir porque no puede acceder a los servicios de salud debido a los costos elevados. Esto significa, que todas las personas deben tener acceso a los servicios de salud que necesita, cuando y donde los necesite, sin tener que hacer frente a dificultades financieras.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que “el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”. Los grupos sociales vulnerables y marginados suelen tener menos probabilidades de disfrutar del derecho a la salud.

En el año 2018, el Ministerio de Salud (MINSAL) de El Salvador emitió la Carta de los Derechos y Deberes de la Población referidas a los servicios que presta, donde establece en el numeral uno que “las personas tienen derecho a ser atendido de manera oportuna, eficiente y con calidad, por un prestador de servicios de salud cuando lo solicite o requiera, comprende acciones de promoción, prevención, curación, rehabilitación de la salud y cuidados paliativos de acuerdo a las normas existentes”.  

Ante ese panorama, la Unidad de Proyección Social y la Sub-Unidad de Proyección Social del Departamento de Medicina, de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente (FMOcc) de la Universidad de El Salvador (UES) están conscientes que las personas de la Zona Occidental tienen derecho a acceder a servicios de salud, atendidos con calidad y humanismo.

Por esa razón, el 4 de abril del presente año desarrolló la primera jornada médica del año 2019 en el caserío Majadita, ubicado en el cantón San José Ingenio de la Reserva Natural de Montecristo, municipio de Metapán, departamento de Santa Ana.

Uno de los trabajadores de la Unidad de Proyección Social de la FMOcc y organizadores de esta brigada médica, Tec. Rodolfo Salazar expresa que salen al territorio para devolver al pueblo lo que invierten, a través de sus impuestos, en la única universidad pública del país.

“Llevando salud a los más necesitados es una de las formas en como realmente podemos  impactar y dejar un legado imborrable en la vida de las personas que reciben consultas y medicamentos en las jornadas médicas que desarrollamos. Por otra parte, quiero decirle que el desarrollo de estos trabajos es uno de los legados de nuestro señor decano, PhD. Raúl Azcúnaga, porque ha apoyado mucho el trabajo comunitario que realizamos en nombre de nuestra facultad”, añadió.

La salud universal abarca toda la gama de servicios de salud, desde  la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados hasta el final de la vida y  la misma promoción de la necesidad de crear redes de cobertura para todos.  Estos servicios deben ser de calidad, integrales, seguros, eficaces y factibles para todos.

La FMOcc es una institución comprometida con el Derecho a la Salud de las personas más empobrecidas y olvidadas de la Zona Occidental. Si bien es cierto, las brigadas médicas no se realizan diarias, semanales o mensualmente, se trata de ir planificando dos en cada ciclo académico.

La jefa de la Unidad de Proyección Social de la FMOcc lo tiene muy claro: “Siempre he manejado la idea de que uno de los ejes más importantes en nuestra facultad es el de acercarse a las comunidades de escasos recursos económicos para satisfacer sus necesidades; en este caso, cumplimos nuestra labor social de dar acceso a la salud a las personas que viven en este caserío, porque sabemos que es un derecho humano fundamental que tienen todos los individuos”.

Este forma de pensar, hace énfasis en que la razón de existir de un centro de estudios superiores no solo es preparar académicamente a los jóvenes y señoritas en las aulas de clase, sino el de ir a los territorios para que conozcan la realidad que vive la ciudadanía en nuestro país, sobre todo, en el área rural.

Los estudiantes de sexto año de doctorado en Medicina de la FMOcc, Br. María del Rosario Ventura y Br. Luis René Orozco coinciden en que al participar en las brigadas médicas obtienen experiencia con el trato de las personas y, paralelamente, pueden observar la necesidad que se vive en la zona rural en el tema referido a la salud.

Los lugares que visita el grupo de médicos y voluntarios de la FMOcc son seleccionados según el mapa de pobreza vigente, el cual abarca los municipios de la Zona Occidental del territorio nacional.

En la jornada médica que se desarrolló la semana pasada, se atendieron alrededor de cien personas, en su mayoría mujeres y menores de edad, mostrándose muy agradecidos por las consultas y medicamentos gratuitos recibidos de parte de la FMOcc.

“Hace muchos meses que no había pasado consulta porque el Hospital de Metapán nos queda retirado y tampoco tenemos dinero para comprar lo que nos recetan (cuando he ido por una emergencia); pero yo les agradezco mucho porque se tomaron el tiempo de venir a nuestro caserío a darnos atención médica y regalarnos la medicina”, expresó una de las favorecidas, Karina Mariel Lima, de 25 años de edad.

La Jefa de la Sub-Unidad de Proyección Social y docente del Departamento de Medicina, Dra. Julia Concepción Morales manifiesta que el objetivo de organizar brigadas médicas es brindar a la población consulta general de calidad y medicamentos de forma gratuita, debido a que no tienen el recurso económico para pagar este servicio tan vital para sus vidas.

La vida sin salud no es vida. Tener acceso a la salud es un derecho que tienen todas las personas, siendo decisivo para conservar bienestar físico para poder desenvolverse en las diferentes áreas, ya sea en el estudio o trabajo. La salud es cosa de todos, no solo de ciertos grupos.

Líder e incidente en las diferentes estructuras sociales que actúan en el ámbito de la salud, la FMOcc de la UES seguirá generando nuevos conocimientos, propiciando su transformación y brindando acceso a la salud de calidad a los más necesitados a través de la Unidad de Proyección Social y la Sub-Unidad de Proyección Social del Departamento de Medicina. Por esa razón, nuestra casa de estudios tiene el compromiso social de acompañar a las clases más desfavorecidas de la Zona Occidental.

Share this post

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
0
0
0
s2sdefault