La Facultad de Ciencias y Humanidades de la Universidad de El Salvador realizó este 24 de julio un homenaje a Anastasio Aquino, en el aniversario de su muerte (1792-1833). Aquino fue un líder indígena, encabezó la insurrección de Los Nonualcos, durante la existencia de la República Federal de Centro América.

Según el Licenciado Francisco Jiménez, coordinador del Proyecto de apoyo hacia los pueblos originarios y docente de la Escuela de Artes, de la Facultad de Ciencias y Humanidades, el objetivo es reconocer el aporte de Anastasio Aquino, su pensamiento y lucha de “este mártir de los pueblos originarios, todavía su pensamiento es vigente porque la población más desprotegida es la originaria”, afirmó.

Jiménez explicó que además se busca compartir con la población universitaria el pensamiento de Anastasio Aquino, a fin de que se sensibilice sobre esta problemática y se sume a la búsqueda de alternativas a los problemas que aquejan a la población originaria.

La actividad incluyó una ceremonia maya. “Para las poblaciones originarias el tema espiritual es de vital importancia, este día se ha iniciado con una actividad espiritual que tiene que ver con el fuego, con el objetivo se solicitar los permisos correspondientes al nahual del día, pero también a la madre tierra, pedir permiso, dar ofrenda a todos aquellos seres, aquellos ancestros que ya partieron, incluyendo muchos universitarios que han caído en la historia de la universidad”, afirmó.

Durante el evento también se realizó un conversatorio con el Dr. Luis Melgar Brizuela, docente del Departamento de Letras de la UES, sobre el legado de Anastasio Aquino.

Para el Dr. Brizuela, en el país  hay un crecimiento de los movimientos indígenas y sus reivindicaciones.  “En la parte legal ha habido avances, reconocimientos de los pueblos indígenas, pero otras leyes se mantienen sin ratificar como el convenio 169, y esa ha sido una debilidad del Estado salvadoreño, parece que le tienen temor a que se reavive el 1932, y todo lo que eso trajo y cómo fue la usurpación de tierras a los indígenas”, señaló.

El Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas y tribales, es una convención adoptada en 1989, la cual garantiza los derechos indígenas. El Salvador todavía no ha ratificado este convenio.

Respecto al conocimiento de la figura de Anastasio Aquino, Melgar Brizuela considera que la Universidad de El Salvador puede contribuir en dos vías: investigar a fondo la guerra Nonualca que dirigió Aquino y proclamarlo prócer de El Salvador.

 

Share this post

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
0
0
0
s2sdefault