La Universidad de El Salvador considera establecer una cátedra en Derechos Humanos y Justicia Transicional, que permita esclarecer violaciones a los derechos humanos a la comunidad universitaria, informó la Licda. Josefina Sibrián de Rodríguez, presidenta de la Asamblea General Universitaria y de la Comisión Especial de Investigaciones sobre Ejecuciones Judiciales y Extrajudiciales Colectivas y las Desapariciones Forzadas de los Estudiantes del 30 de Julio de 1975 y de todas las violaciones a los Derechos Humanos desde 1970 hasta 1995.

"El propósito de esta iniciativa es el rescate de la memoria histórica y que en el futuro se puedan desarrollar actividades o proyectos que permitan judicializar algunos casos o restaurar algún daño hecho a los familiares de las víctimas, por causa de todas las violaciones de los Derechos Humanos en ese período”, explicó Sibrián. No obstante, indicó que la cátedra tiene que ser avalada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, por lo que el Rector de la UES, Maestro Roger Arias enviará una solicitud al Viceministerio de Educación de la República de El Salvador, quienes a su vez solicitarán a la UNESCO validar la cátedra.

“Una vez aprobada la cátedra por parte de la UNESCO, podría facilitar que la universidad pueda acceder a fondos para ejecutarla. De esta forma, se cumpliría uno de los principales objetivos de la comisión, que es retomar en la universidad la temática de los Derechos Humanos y la justicia transicional; Sin embargo, también se pretende definir el enfoque estratégico para investigar todas las violaciones a los derechos humanos que se hicieron a la comunidad universitaria en el período de 1970 a 1995", recalcó Sibrían.

 

 

La comisión ya dispone de un plan de trabajo que cuenta con la aprobación del Rector de la UES, Maestro Roger Arias. Asimismo, se le está dando seguimiento a la parte legal sobre las violaciones a los Derechos Humanos y desapariciones forzadas de esa época. Sibrián detalló que “hace dos años el Rector de la Universidad de El Salvador, en ese entonces Lic. Luis Argueta Antillón, hizo una solicitud al gobierno a través del Instituto de Acceso a la Información Pública para que permitiera a la UES acceder a los archivos históricos del Estado Mayor, donde se supone tienen la información sobre los desaparecidos de ese periodo”.

A pesar de ello, la Universidad no recibió respuesta a su petición. “Cuando se autorizó que se hiciera la visita, en menos de 24 horas mandaron una notificación, donde se indicaba que se había suspendido porque el Estado Mayor presentó una contrademanda a la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia”, continuó Sibrían. Al respecto, como primera acción de la comisión, a través de la Rectoría de la UES, se solicitó al Instituto de Acceso a la Información Pública una copia del informe que brindaron en su oportunidad a la Sala de lo Contencioso Administrativo, sobre la petición de la Universidad de El Salvador.  “Cuando ya se tenga ese informe se evaluará que otras acciones se podrán realizar, acá ya participa la Fiscalía y toda la comisión como tal para recomendar a la instancia respectiva de la UES (Fiscalía o Rectoría) que otro paso vamos a dar para continuar, porque no nos vamos a dar por vencidos”, concluyó Sibrián.

Share this post

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
0
0
0
s2sdefault