×

Mensaje

Debug output of Perfect Link with Article Images on Facebook

Check this page in Facebook Object Debugger to reload cache

og:title - Proyecto de bóveda culminaría en junio
og:type - article
og:url - http://www.eluniversitario.ues.edu.sv/5417-proyecto-de-la-boveda-culminaria-en-el-mes-de-junio
og:site_name - El Universitario
og:image - images/stories/marzo_17/Boveda-3.JPG

 

El proyecto de la bóveda, que se ejecuta en la Universidad de El Salvador y que se ubica al costado norponiente del campus central, se encuentra en un nivel de avance de 35 por ciento en la instalación de la tubería y un 25 por ciento en la terracería, aproximadamente, informó el Arq. Frederick Manrique Castro, Jefe de la Unidad de Desarrollo Físico (UDF).

En este proyecto la UES ha invertido cerca de 6.4 millones de dólares y consiste en la colocación de una tubería de unos 450 metros lineales. Al culminar los trabajos de construcción en la bóveda, la UES ganaría un espacio de aproximadamente 13 manzanas de terreno, un espacio que vendría a oxigenar la demanda de infraestructura, como parqueos, que se necesitan en el campus central.

 

En 2016 el proyecto fue declarado “con destrucción total”, luego que colapsara su infraestructura al sufrir daños debido a una fuerte lluvia en marzo del mismo año, después que había avanzado en un 90 por ciento la colocación de la tubería. Los trabajos se retomaron en el mes de octubre, luego de un proceso legal con la empresa constructora, informó el Arq. Castro.

En ese mismo proceso de construcción fallido, la empresa supervisora del proyecto cobró cerca de 200 mil dólares, pero en esta oportunidad, al retomar el proyecto, la UDF realizó la contratación directa de un equipo calificado de supervisores, “contratados exclusivamente para el proyecto de la bóveda”, especificó el Arq. Castro. Esto le permitió a la UES un ahorro de cerca de 130 mil dólares. “Un ahorro bastante significativo”, insistió. 

“Venimos a darle continuidad al proceso constructivo, la fase del diseño ya estaba dada”, no obstante, este es el quinto intento que se realiza para la construcción de la bóveda, lamentó. Los trabajos se reanudaron en octubre con la misma empresa constructora, pero las obras fuertes iniciaron en diciembre. El material se ha sustituido en un 90 por ciento aproximadamente, detalló el Arq. Castro.

 

Esta vez el proyecto inició entroncando la bóveda aguas arriba, eso da la seguridad de que, si en este momento lloviera o se diera un evento natural fuerte, la bóveda no sufriría un daño que la afectara grandemente. “He indicado que se hagan las actividades pertinentes, que le den seguridad y viabilidad en cuanto a su función al proyecto”, agregó.

Con la colocación de la tubería quedaría pendiente el rellenado total del espacio y no se lograría la altura, a nivel de piso, necesaria para acoplar todo el terreno, pues el costo de la tierra, idónea, es demasiado alto. No obstante, se están haciendo gestiones, a nivel interinstitucional, para conseguir donaciones de tierra para el proyecto (tierra blanca selecta, clasificación A1). Si la universidad lograra la donación de tierra, se estaría ahorrando un aproximado de 2.3 millones de dólares, especificó el Jefe de la UDF.

Si al momento de finalizar el proyecto de la bóveda, no se tiene el material para rellenar, quedaría una obra con los requisitos básico para que el agua lluvia circule y haga un dreno funcional y que no ponga en riesgo o peligro la obra ya ejecutada.

 

En cuanto a las viviendas ubicadas al costado norponiente de la bóveda, el Arq. Castro comentó que tendrá que ser la fiscalía de la UES, en conjunto con la Alcaldía de San Salvador y otras instancias pertinentes, las que verifiquen la legalidad de posesión de cada uno de los terrenos. Como Desarrollo Físico no se tiene competencia para hacer estas gestiones. Pero lo que sí se puede hacer es levantar un cordón en el perímetro de la bóveda para evitar más inconvenientes, indicó.

El Arq. Castro añadió que la unidad que dirige, recientemente invirtió en la creación del área de topografía, por lo que ya no será necesario contratar empresas para que realicen este trabajo. “Siendo la Unidad de Desarrollo Físico un tanque de pensamiento en el área de infraestructura y desarrollo de proyectos, la unidad necesitaba un área de área de topografía, que no existía”, eso viene a suplir, además, la demanda de levantamiento topográfico de cada una de las facultades, justificó.

El proyecto de la bóveda terminaría en el mes de junio, pero se está trabajando con un plan de contingencia donde se establece que a finales del mes de abril se termine la obra más gruesa y que en el mes de junio finalice todo el proyecto. Con la época lluviosa hay que tomar los escenarios un poco desfavorables que detienen los procesos. “Ahorita vamos bastante avanzados”, finalizó.

 

 

 

 

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar